jueves, 8 de noviembre de 2012

Cuaderno de Lectura

Otra vez me ha pasado: se me fueron los dias y no pude publicar... Tras la espera, confío en que os guste lo que traigo hoy.

Durante la lectura de un libro a menudo se siente la necesidad de anotar las frases más ingeniosas, bonitas, impactantes, o los detalles que más llaman la atención, o tal vez ese linaje que no terminamos de entender, o quién es quién en las sagas interminables, y por qué no, también nuestras impresiones de la novela en la que andamos ocupados en ese momento. Ése es el objetivo de este cuaderno.


Usé un papel estampado en tonos sepia, tinta distress tea dye para envejecer los bordes y puntilla, picunela y grosgrain para enmarcar el rótulo del cuaderno.



















El rótulo está impreso en papel de nepal, que tiene una textura preciosa. Para adornar, una flor de Prima, unas hojas y una rosa de papel y un cordón de seda con una llave y un candado en los extremos. Puse un punto de lectura con un abalorio al final.



La encuadernación es una imitación a la encuadernación copta, pero en realidad usé un preencuadernado y pegué las guardas. Puse cordón de seda en el lomo y lo entinté con la misma distress que las tapas.




El corte de las hojas también está entintando, y en la esquina un sello estampado con tinta marrón remata el trabajo.

Es un cuaderno que siempre tengo sobre la mesa, de manera que no tuve reparo en poner volumen en la decoración de las tapas. Como no hay que guardarlo no hay riesgo de que se estropee.

Ya contiene las notas de siete libros (lleva un tiempo terminado) y será un placer revisarlo al cabo de unos meses para volver a recordar los mejores momentos de mis lecturas.




2 comentarios:

  1. Te ha quedado precioso y es una muy buena idea

    ResponderEliminar
  2. Precioso cuaderno!! Me quedo por aquí... ;)

    ResponderEliminar